Malas prácticas SEO

Malas prácticas SEO

Densidad excesiva de las keywords

Una de las peores cosas es plagar el artículo con las keywords. Como lo mencionamos antes, las palabras clave son importantes pero no es lo único que posiciona los textos. Es obvio que si tratas un tema específico en tu post, por ejemplo “pago de impuestos”, aparezca varias veces a lo largo del artículo.

Esto, claro, lo posicionará mejor, pero no es necesario que pongas las palabras clave más veces de las que el lenguaje natural exige. No hay una densidad correcta, pero si aparece cada 100 palabras estamos ante una densidad indeseada.

Extensión de los posts

Ahora se recomienda que los artículos tengan una extensión promedio de entre 800 y 1.500 palabras. Esto es así porque Google interpreta que un texto con esta cantidad de palabras será uno con más explicaciones, más completo, en donde el usuario encontrará aquello que busca.

Sin embargo, hay artículos excesivamente largos, de alrededor de 3.000 palabras, y no siempre consiguen lo que buscan. Muchas veces escribir posts de 100 palabras o de 3.000 no es fructífero, unos porque son demasiado cortos, y otros por lo contrario.

Cuando escribes contenido SEO, debes tener en cuenta también el retorno que obtienes por cada post, así como el tiempo que te toma hacerlo. Tal vez sea mejor escribir 10 artículos de 1.000 palabras que 3 o 4 de 3.000.

En todo caso, que la extensión no sea un problema a la hora de redactar. Di lo que tengas que decir, y si es necesario alargar algo más, sé lo más preciso posible. A los usuarios no suelen gustarles los posts que se van por las ramas o los que repiten una y otra vez los mismos conceptos solo para rellenar.

Escribir pensando en el SEO

¿Qué significa esto? Que muchas veces escribimos un artículo pendientes del SEO. Es uno de los errores más corrientes porque, claro, queremos posicionar nuestra web y su contenido.

Sin embargo, el consejo que podemos darte es que cuando escribas te olvides del SEO, porque así tu texto será natural. No escribas para los buscadores, escribe para personas, pues son ellas quienes en realidad te leen y te clasifican.

Textos incoherentes

Cuando escribes pensando únicamente en el SEO, el texto puede convertirse en un contenido incoherente, al que le falta sentido.

Como puntualizamos más arriba, un post lleno de palabras clave puede ser tu peor enemigo pues le faltará fluidez y naturalidad. Cuando hay indicaciones de “incluir con naturalidad las palabras clave” se refieren exactamente a esto, a que el artículo no pierda el sentido por cumplir con las keywords.

Exceso de enlaces y contenido duplicado

Cuando el post está lleno de enlaces o backlinks, a Google no le cae muy bien. Dependiendo de la extensión, puedes colocar de tres a cinco enlaces; más puede llegar a abrumar al lector.

Esta táctica de poner un exceso de enlaces, enlaces rotos o forzados es penalizada por Google, que puede restar a -30 o -60 posiciones en el buscador, y es algo que no conviene de ninguna manera.

Y en cuanto al contenido duplicado, Google también lo penaliza, por eso tu contenido siempre tendrá que ser original.

Checklist de SEO

Podemos resumir todos estos consejos de la forma siguiente: la redacción de un artículo SEO tendrá que pasar por un proceso determinado.

Saber que escribes para personas, no para robots; saber en qué tono debes dirigirte a tu lector (que será el mismo que la marca utiliza); tener las palabras clave, las secundarias o las long tail y distribuirlas según se necesite.

Estructurar el artículo en H1, H2, H3, etc.; usar sinónimos de las keywords; crear contenido original, generar enlaces internos en la densidad correcta y comprobar la legibilidad de tu artículo.


One thought on “Malas prácticas SEO

Post Comment